En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



domingo, 24 de febrero de 2013

MARÍA ÁNGELES CHAVARRÍA






MARÍA ÁNGELES CHAVARRÍA




Por Ricardo Llopesa




            María Ángeles Chavarría tenía treinta y tres años, no era una adolescente ni mucho menos, pero parecía una colegiala de cartera y uniforme. Frente a ella nacía una mirada ingenua e inocente. El título de su primer libro venía a concretar el carácter lúcido de su pensamiento, su modo de ver más allá de ella y dentro de ella misma. Eso resumía, desde el punto de vista interior y objetivamente, aquel libro ya lejano en el tiempo, "La mirada de alguien sin importancia" (1999).
            Ese mismo año publicó dos libros más de poesía y otro de cuentos, que venían a confirmar su fuerza intelectual y su energía sorprendente. Hasta hoy, con muchos más libros publicados, sigue teniendo esa mirada diáfana e inocente, esa luz propia que impone la creatividad, entre la perversión y las buenas intenciones, propia de los grandes escritores.
            Después de su segunda novela "El anónimo" (2005) la dirección de su obra ha dado un giro radical. En lugar de caminar sobre las huellas literarias a que nos tenía acostumbrados, sin salir de la misma trayectoria, ha pasado a la investigación. Es decir, el ensayo asumido desde la seriedad más dura, el fantasma de la madurez. Su entrada a la psicología social y el marketing lo dio con el libro "Controla tu tiempo, controla tu vida" (2007), hasta dar el paso definitivo al estudio de la literatura de niños y adolescentes, incluyendo libros de texto o su último título, "Aventuras literarias. Las extrañas notas del presidiario" (2013).
            La voluntad de esta escritora entregada a la literatura, que se mueve entre la voluntad y la confianza, demuestra que María Ángeles Chavarría hace cierta la máxima de que una persona puede mover de sitio la montaña si así se lo propone. El mundo está hecho de Sísifos. Ella nació en Jérica, entre montes que miran al horizonte, bien pudo montar el Pegaso fogoso que vuela y con los ojos del porvenir mirar hacia adelante y los ojos de atrás mirar el pasado con en las dos caras de Juno.