En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



jueves, 28 de mayo de 2015

LOS PARTIDOS TRADICIONALES RETROCEDEN EN ESPAÑA




LOS PARTIDOS TRADICIONALES
RETROCEDEN EN ESPAÑA




Por Ricardo Llopesa




El cataclismo de los dos grandes partidos era algo anunciado. Lo sabía todo el mundo. El desplome se respiraba por la calle, se oía en el comentario de la señora en la farmacia, en la calle y los mercados. La conversación en los bares era la misma cada día, el gobierno cae, también la oposición, desgastada y vieja, heredera de Felipe González, derechizada y sin fuerza obrera, que los españoles sentían repeler, porque no era ni chicha ni limonada. Los únicos que no veían nada eran los políticos que se han repartido el gobierno desde la llegada de la democracia, hace cuarenta años.
            El discurso de unos y otros da la sensación de ignorar la realidad. La gran crisis económica creada por los políticos fue pagada por el pueblo; el ahorro del pueblo, saqueado por los banqueros; los bancos deshauciaron a quienes no podían pagar las deudas, mientras los políticos daban la espalda a la realidad, haciéndose los locos. Todo esto pasó factura. Los políticos pensaron que la memoria es débil y el pueblo olvida ante el miedo que ellos infundían antes de las elecciones. La derecha metió miedo con la llegada del comunismo, y la izquierda amenazó con las subidas de impuestos. Ambos hicieron la política del miedo.
            La verdad es que la derecha gobierna desde los Reyes Católicos. Y el demonio de la izquierda, que nació con la Primera República Española, apenas duró un año, de 1873 a 1874, regresó con la Seguanda Repíblica, en 1931; fue decapitada y volvió con la democracia en 1974. Como puede verse, la izquierda en España es algo nuevo.
            Este año, 2015, la izquierda ha reaparecido en forma de demonio, con coleta y camisa remangada, sin zapatos brillantes ni corbata. Se llama Pablo Iglesias, como el fundador del Partido Socialista Obrero Español, en 1879. Hay quienes piden su cabeza. Pero la verdad es que Pablo Iglesias reclama justicia, como un nuevo Luis Candelas, para que sean procesados los corruptos y ladrones, que contaminan todo el país, con la condición de devolver lo robado, que es mucho, casi el billón de euros, lo que supone la deuda de España, la segunda del mundo, igual que el presupuesto nacional.
            Pablo Iglesias ha fundado, con un grupo de profesores universitarios, el partido Podemos. Vienen como las huestes de Atila arrasando con todo, pero los grandes partidos lo han ninguneado porque no creen en el futuro. Para sorpresa suya, el partido Podemos ha arrebatado muchas alcaldías, entre ellas la de Madrid y Barcelona, las más importantes. Y su carrera hacia el sillón del gobierno es fulminante.

            Al tiempo que Iglesias, otro joven, también denostado, Albert Rivera, ha fundado el partido Ciudadanos, de tendencia moderada, se ha convertido en el partido visagra. En el futuro, poco a poco, irá aglutinando a la derecha, hasta convertirse en la nueva derecha española, más humana y más moderna, porque las grandes crisis de la historia son las que transforman la realidad de los pueblos, y en el futuro la derecha y la izquierda tendrán nombres diferentes.