En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



viernes, 14 de diciembre de 2012

LOS CUENTOS DE CÉSAR GAVELA

César Gavela





LOS CUENTOS DE CÉSAR GAVELA





Por Ricardo Llopesa




            César Gavela es todo él de los pies a la cabeza un caballero de la literatura. Por noble y por hidalgo es de León, tierra de prosa y de poesía de la buena, donde las mismas cosas encuentran palabras distintas, como en los maestros Álvaro Cunqueiro o Torrente Ballester, nombres de buena cepa, que ahora tiene a Gamoneda y a Mateo Díez como la copa de un pino o un buen vino.
            Gavela acaba de publicar su tercera colección de cuentos, "El camino y otros pasos" (Madrid, Casa de Cartón, 2012), en una edición que sin ser de lujo vine cuidadosamente cuidada hasta en sus detalles más mínimos. Toma el pretexto de tomar como tema central el famoso Camino de Santiago para configurar toda una cosmogonía de personas y personajes que reflejan principalmente el mundo de los sueños.
            Gavela tuvo el honor de recibir de manos de Vargas Llosa el premio de narrativa "Vargas Llosa". Y Vargas Llosa lo felicitó porque César Gavela es un literato que pretende escribir novelas utilizando el género literario del minimalismo, llamado "prosema" por unos y por otros, "microrrelato". En Valencia es quien mejor escribe el prosema, el género superbreve del futuro, mitad prosa, mitad poesía, al que el poeta Pablo Antonio Cuadra llamó "prosema". De esta manera, César Gavela se converte en uno de los maestros de la lengua.
            Iba para notario, para alto rango de Magistrado o gobernador, pero no quiso, prefirió la literatura y la vocación de escritor. Lo suyo es el traspiés, lo breve. Empezó con la novela, pero se ha dado cuenta que la vena de la escritura reside en el lenguaje ágil y despierto a lo breve, que es como un dardo en el pensamiento. Y así cuenta. Su prosa es como el vuelo de una mariposa. Sin serlo tiene la sensibilidad de los poetas. Quizá lo hace inspirado por su tierra llena de lírica y agrietada por el dolor.
            "El camino y otros pasos" es su propia autobiografía disfrazada de palabras. A Valencia vino a conocer el mar y se encontró con una enorme llanura de agua tan azul como el cielo de León, y se quedó. Si yo estuviese bautizado diría que escribe como los ángeles. Esto me confirma que escribe con estilo, tiene su propio tono, su propio ritmo, su propio vocabulario, que es lo difícil de alcanzar.
            El mundo del futuro, para ser futuro, tendrá que inventar su propio futuro. Tendremos que romper los esquemas viejos y caducos impuestos por la tradición. César lo ha hecho. Sólo así alcanza el escritor la libertad de elegir su propio futuro.
            El libro de César Gavela se incorpora a este desfile de ruptura literaria que tímidamente empezó su andadura el siglo pasado. Aunque él por modestia dice no ser poeta, lo es. El ritmo de las palabras, los silencios, la brevedad de la oración y la precisión, lo delatan. Su prosa está cargada de aventura verbal. El último cuento, prosema o microrrelato, como se le quiera llamar, se titula “Finesterre”, el lugar donde acaba el mundo en la temida Costa de la Muerte, frente al mar de Galicia, y dice en apenas dos líneas: “Hasta que llega el día en que la vida ya tiene todo lo que la nada tiene. Su orden de piedra, la soledad de aire” o este otro titulado “La vida”, aún más breve: “Una pareja se come a besos en la plaza del Obradoiro. Y yo paso, y soy ellos”.