En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



domingo, 29 de julio de 2012

Antonio Maceo, campamento mambí

Miguel Fajardo Korea, Costa Rica,
Centro Literario de Guanacaste, Costa Rica



ANTONIO MACEO,
CAMPAMENTO MAMBÍ



Las ideas libertarias
vinieron como influjo histórico
desde la conciencia Caribe
de todos los mares
para encender
el cambio de la emancipación.
Antonio Maceo (1845-1896),
héroe de Baraguá,
insigne luchador contra
el imperio colonial de los asedios.
Animaste el Grito de Baire 
desde todas las fronteras.
Con José Martí
diste dimensión latinoamericana
a la gesta libertaria
contra fronteras estrechas.

Tu travesía costarricense
privilegió a  Guanacaste.
Desde La Mansión de Nicoya,
desde La Mansión de Maceo,
desde la colonia agrícola internacional
a tu campamento mambí,
en una experiencia inmigratoria
de trabajo y producción.

El Código de Maceo afianzó
los ideales de  cambio
desde el proyecto fundacional
de una colonia agrícola
afincada en el Guanacaste eterno.

Entre las familias
del campamento insurgente
destacó Flor Crombet.

El contrato gubernamental
Lizano-Maceo
durante un cuatrienio
tuvo alcances polémicos
en su contenido discursivo
y en sus aristas legales.
Habrá que releerlo,
con otras manos,
desde el tiempo eterno de Guanacaste.

Maceo aportó a la pampa
diversidad agrícola:
tabaco,  maíz, arroz, caña,
frijoles, frutales, cacao,
yuca, café, verduras.

Fueron 15 000 hectáreas
de baldíos trabajados
en Necocyauh
con agua a ambos lados.

Maceo construyó en La Mansión
-en una época altamente difícil-
la casa solariega.
del mambí plurisignificativo.

Vivió en su colonia nicoyana
la instalación del ingenio,
donde diversificó cultivos.
Los vetustos árboles de mango Caribe
plantados por Maceo
siguen creciendo  con la ilusión
de semillas traídas desde Jamaica,
ramificando las ideas libertarias
desde la  colonial Nicoya.

Nicoya es la frontera sur
de la civilización maya.
Aquí degustó toda la gente
maceísta las rosquillas y tanelas
del medio sol  guanacasteco.

Maceo fue adjetivado en Nicoya
como  el titán moreno; otros
como el titán de bronce caribeño.

El ideario maceísta
consiguió altos valores
entre el espíritu y la lucha:
Patria como ideario
Humanismo como valor cardinal,
Equidad
Libertad
Ética
Nación
Autodeterminación
Justicia
Familia
Trabajo
Tolerancia
Solidaridad
Honor
Espíritu antiesclavista.

Una luna superior para la mujer.
Libertades fundamentales
de -fe cívica-.
Alma  latinoamericana
donde Maceo
demostró fuerzas superiores
en los ideales y en lo físico,
en las ganas de luchar
por la regeneración
del ser humano
contra fronteras mentales
siempre avasalladoras
como guardarrayas vergonzosas.

Maceo siguió el ideario de
Eloy Alfaro, Eugenio de Hostos,
Felipe Larrazábal, Ramón Rosa
y Ricardo Jiménez Oreamuno.


Creyó en los mambises,
como seres humanos,
sin importar
las inferencias léxicas
de mambí, -mbí-:
 insurrecto, bandido, criminal,            
revoltoso, infame, malo.

Faltó la mejor definición:
forjadores de la tierra
y la libertad sin banderías
de la cual habló con Darío y Martí.

Armando Vargas Araya
nos legó el Idearium Maceísta
con las hazañas de sus mambises
en La Mansión de Nicoya (1891-1895)…
La Cátedra Antonio Maceo,
de la Sede Regional Chorotega,
Universidad Nacional de Costa Rica
resignifica que la historia
nunca se ha forjado sola.