En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



sábado, 27 de diciembre de 2008

EL DIOS DEL CONSUMO NOS CONSUME_Reynaldo García Blanco

Reynaldo García Blanco, Cuba





__________EL DIOS DEL CONSUMO NOS CONSUME



Trabajar cansa y comprar también. Buena parte de mi vida diurna la paso cerca de la zona más comercial de la ciudad. Veo con espanto y cierta admiración la manera compulsiva que tiene la gente para comprar. Si venden muñequitos de porcelana, ahí están los compradores con docenas de bailarinas en un solo pie que al menor soplo del viento pierden parte de su estructura. Sacan champú para gatos ahí están los marchantes aunque no sepan diferenciar a un Abisinio azul de un Burmés platino.

En cierta ocasión el escritor y religioso brasileño Frei Beto manifestó: Suelo decirles a los empleados que me invitan a entrar en las tiendas: "Sólo estoy dando un paseo socrático". Y ante sus ojos espantados explico: "A Sócrates, filósofo griego, también le gustaba despejar la cabeza recorriendo el centro comercial de Atenas. Cuando los vendedores como ustedes lo asediaban les respondía: 'Sólo estoy mirando cuántas cosas no necesito para ser feliz' ".

El pasado diciembre mi buzón de correo electrónico colapsó con la cantidad de mensajes navideños. Uno de ellos llamó mi atención. Era un texto del poeta norteamericano Lawrence Ferlinghetti y comienza de una manera alucinante: Cristo se bajó / de su Árbol desnudo / este año /y huyó a donde/ no hubiera árboles de Navidad arrancados con caramelos y estrellas frágiles y más adelante nos dice: Cristo se bajó /de Su Árbol desnudo /este año /y huyó a donde / Ningún intrépido vendedor de Biblia / recorriera el país / en un Cadillac de dos tonos / y donde ningún nacimiento de Sears Roebuck / completo con niño plástico y pesebre / llegara por correo certificado / el niño por entrega inmediata y donde los Magos de televisión / no cantaran alabanzas al Whiskey Lord Calvert. Sin lugar a dudas que Lawrence Ferlinghetti pone el dedo en esa llaga que es el consumo.

Si las cosas duraran como la llegada de los años bisiestos no se acumularan tanto. En mi caso personal las tiro al vacío y ahí está Blaise Pascal para recriminarme: Licuadoras & arlequines de plástico. Sombrereras & otra vez esas flores horribles para poner en la mesa. Paso de largo por las tiendas de la calle Enramadas y me quedo encantado con las piernas de las vendedoras, sus labios marcados por la tristeza de vender cosas eternamente desechables.

Yo las acumulo. Las reúno en lotes de diez. Voy a los compradores de reciclaje de Calle 4 y no las aceptan y me miran con cara de sospechoso.

Trabajar cansa y comprar también. Un amigo me dice que la clave está en que la gente quiere tener lo que el otro no tiene. Estoy al pensar que el Dios del consumo nos consume.

Vienen a venderme una imitación de paisaje japonés pero lo que yo quiero es los mogotes de Viñales. Vienen a venderme unas flores de plástico pero lo que yo quiero, lo que yo quiero de verdad, es una orquídea nacional.


Reinaldo García Blanco