En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



martes, 19 de noviembre de 2013

TRES OBRAS DE LLOPESA SOBRE SU PAISANO RUBÉN DARÍO

Ricardo Llopesa




TRES OBRAS DE LLOPESA
SOBRE SU PAISANO RUBÉN DARÍO



Por Rafael Ferrer



El escritor nicaragüense Ricardo Llopesa, nacido en Masaya, es un personaje de sobra conocido en Valencia, donde asentó su residencia hace medio siglo. Como paisano de Rubén Darío escribe desde siempre sobre él. No solo escribe, lo defiende en artículos y en libros, hasta tal punto que quienes no leíamos a Rubén, aunque llegamos tarde, lo conocemos mejor.

Llopesa ha realizado una labor importante como poeta y como investigador. Su libro Iluminados y perversos lo confirma como un poeta con mucha madera. Ha publicado otros, pero Llopesa es reacio a hablar de ellos; no mira al pasado o no le importa nada. Le importa lo que hace, mira hacia delante y siempre habla de proyectos que se quedaron en el cajón del olvido y recupera para trabajarlos y darles forma de libro.

Mientras hablamos en el Café Aromas, en pleno centro de la ciudad, me cuenta que dejó de fumar hace quince años, sentados frente a una copa de vino tinto. La experiencia con el vino marcó la poesía de Llopesa, viva y enérgica como la música de la tabernas, tema que tocó en Paraíso terenal, su primer libro.

Hemos quedado para entregarme sus tres libros publicados a lo largo de este año 2013, que todavía no ha terminado. Son tres obras, cada una a cual más maravillosa, editadas en puntos muy distantes de la geografía: Madrid, México y Valparaíso. De un extremo a otro del mundo, todo un lujo para un escritor. Voy a citarlos siguiendo el orden de aparición.

El primero, Prosas profanas, vio la luz en Madrid, bajo el sello de una colección histórica como Austral, que edita Espasa Calpe, y ahora pertenece, desde hace algunos años, al Grupo Planeta. El libro tiene la sobriedad de las grandes obras, es ligero, pesa poco, y sorprende tenerlo entre las manos. Es la obra maestra del gran poeta de Nicaragua.

El segundo libro, apareció en el mes de septiembre, en la capital mexicana. Se titula Antología personal y está bellamente publicado por la Editorial Planeta, dentro de una de sus filiales, que en este caso es la editorial Joaquín Mortiz. Según Llopesa es lo mejor de Rubén, porque aquí el poeta reunió lo esencial de su poesía; es decir, lo mejor. No estará a la venta en España, porque según Llopesa, los españoles leemos poco, pero sí se venderá en toda Hispanoamérica, incluido los Estados Unidos.

El último libro es una bella edición de lujo, algo que sólo se encuentra entre bibliógrafos. Se trata de una edición crítica de Azul..., el libro que le dio la fama a Rubén, profusamente anotado por Llopesa, con más de cuatrocientas notas a pie de página, y otras muchas en el apéndice. Un trabajo monumental quince años, apunta Llopesa con la copa de vino en la mano. La introducción es extensa y bien documentada, lo que toca a una gran obra. Fue publicado por la Editorial de la Universidad de Valparaíso, en homenaje al poeta inmortal, precisamente porque fue en Valparaíso donde se publicó por primera vez, en 1888. El libro viene precedido de un prólogo del gran poeta chileno, conocido por todos, Gonzalo Rojas.

En este momento, una nueva obra de Llopesa está en la imprenta. Esta vez no pertenece a su paisano universal, sino a otro genio, el español Quevedo. No quiere desvelar el título, ni la editorial, pero por la sonrisa e ironía, hace suponer que el libro saldrá en otra de las grandes editoriasles.