En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



lunes, 11 de mayo de 2009

MEDITACIÓ SOBRE EL DO DE LA UBICUÏTAT-Pere Bessó

Pere Bessó, España





MEDITACIÓ SOBRE EL DO DE LA UBICUÏTAT




Per a Toni Cames
i Carme Sepúlveda, la Flaca.


El saborós caberotet de vinya que ve a la nostra ajuda,
com un lambrusco de mitjatarda,
lustra d’un nou Bastidides, banyut des del primer poema,
el darrer túixec del foll de la vila italiana que col.lecionava pètals,
bescanviant papallones en el calor del primo pomeriggio,
en acabant una cigarreta,
bressolant els peus a la vora del penya-segat,
mormolant com una donzella divisa enmig de tanta mònada:
ja et penarà.
La fertilitat té el seus moments, és veritat,
com el cicle de l’aranya.
Ja una vegada pensí que havíem de celebrar l’abril,
i calia tallar-li a algú la gola enmig del camp,
(mentre remembràvem la crueltat del quartet de l’Eliot),
o cosir-lo amb una trinitat de punyalades vora l’ermita
del saint-simon dels somnis en revolta.
Com si Rafael Ballester Añón de nou visitàs La Província Pedagògica
amb les seues postals
i em convidàs a l’entrepà de tonyina al mercat de Mislata,
mentre em parlava de les delicatessen de l’expresident,
deixant les carcasses dels déus per al dinar.
No vull, però, sol.lucions tan crues:
sempre hi queda la clonació dels vins,
el celler dels porcs que una volta foren senglars de bellota
i corça de roure al llom,
la petita salmòdia dels reclams que no necessita granges d’alimentació
intensiva:
traient el palet més curt.
En confiança, cap preocupació de com començà tot açò,
També els altres algunes vegades s’equivoquen:
un gos de dos caps,
que recorda el versos de la Maxine K (umin):

“That night the old dog works
his way back up and out,
gasping, salted with dirt,
and barks his familiar bark
at the scribble-scratched back door.”

més que no un insult o una lleugera herença,
deixalles de la mitologia que en diria el professor Eduard Clemente,
un punt canalla, impulsiu fins a les botes.
De qualsevol manera, la modèstia abasteix la fel del triomf,
la inesperada gárgara de la commoció,
la petita reeixida de qui passa per dos llocs enfrontats alhora:
Hi ha una caiguda de pedra a l’estany de la consciència,
una petita aurora per cadascú,
furtada al rosicler del comte de Niebla.
(Recordem, però, el vici poètic de John Donne:
Mig ofegat, mig cremat.
Mitja vida mastegant domèstics plaers,
a l’espera del camp de batalla.
Mitja vida de copes i dones fèrtils,
abans del retir de nou a la fortalesa del llençols ombrívols,
per escriure els sermons d’entrada a la catedral de Sant Pau,
reencarnat com un certificat licorós de la imatge
i paradigma enllà de sí mateix,
com un riu de muntanya a l’oceà dubtós,
tot carn d’aigua,
amb el seu moviment de serenitat enganyosa,
una i altra volta, a través del temps.)






MEDITACIÓN SOBRE EL DON DE LA UBICUIDAD



Para Toni Cames
y Carme Sepúlveda, la Flaca.


La sabrosa gancha de uva que viene a nuestra ayuda,
como un lambrusco de media tarde,
lustra de un nuevo Bastidides, cornudo desde el primer poema,
el último tósigo del loco de la villa italiana que coleccionaba pétalos,
cambiando mariposas en el calor del primo pomeriggio,
más tarde un cigarrillo,
meciendo los pies a orillas del acantilado,
murmurando como una doncella divisa enmedio de tanta mónada:
ya te penará.
La fertilidad tiene sus momentos, es verdad,
como el ciclo de la araña.
Ya una vez pensé que teníamos que celebrar abril,
y había que cortarle a alguien la garganta en medio del campo,
(en tanto recordábamos la crueldad del cuarteto de Eliot),
o coserlo con una trinidad de puñaladas junto a la ermita
del saint-simon de los sueños en revuelta.
Como si Rafael Ballester Añón de nuevo visitase La Província Pedagògica
con sus postales
y me convidase al bocadillo de atún en el mercado de Mislata,
mientras me hablaba de las delicatessen del expresidente,
dejando las carcasas de los dioses para la comida.
No quiero, sin embargo, soluciones tan crudas:
siempre queda la clonación de los vinos,
la cuevacha de los puercos que una vez fueron jabalíes de bellota
y corteza de roble en el lomo,
la pequeña salmodia de los reclamos que no necesita granjas de alimentación
intensiva,
si sacamos el palillo más corto.
En confíanza, también los demás alguna vez se equivocan:
un can de dos cabezas,
que recuerda los versos de Maxine K (umin):

“That night the old dog works
his way back up and out,
gasping, salted with dirt,
and barks his familiar bark
at the scribble-scratched back door.”

más que un insulto o una liviana herencia,
restos de la mitología que diria el profesor Eduardo Clemente,
un punto canalla, impulsivo hasta las botas.
De cualquier manera, la modestia alcanza la hiel del triunfo,
la inesperada gárgara de la conmoción,
el pequeño logro de quien pasa por dos lugares enfrentados a la vez:
Hay una caída de piedra en el lago de la conciencia,
una menuda aurora para cada uno,
hurtada al rosicler del conde de Niebla.
(Recordemos, sin embargo, el vicio poético de John Donne:
Medio ahogado, medio quemado.
Media vida masticando domésticos placeres,
a la espera del campo de batalla.
Media vida de copas y mujeres fértiles,
antes del retiro de nuevo a la fortaleza de las sábanas umbrías,
para escribir los sermones de entrada a la catedral de San Pablo,
reencarnado como un certificado licoroso de la imagen
y paradigma más allá de sí mismo,
río de montaña en el oceano de la duda,
todo carne de agua,
con su movimiento de serenidad engañosa,
una y otra vez, a través del tiempo.)
________________
Poeta, crítico y traductor. Leer más en: Artepoética-Rostros y versos y en Laberinto del Torogoz.