En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



jueves, 7 de abril de 2016

POEMAS DE AGUSTÍN RAMÓN SERRANO SANTIESTEBAN

Agustín Ramón Serrano Santiesteban, Cuba





FANTASMAS DEL SUEÑO 

Acepto la reverencia de los techos
el golpe de los poemas que limpia  la memoria
Reconozco la ausencia de tus huellas
el silencio inocente de otros jóvenes
que acechan la pelota entre las aguas
Estoy perdido en la medianoche
mientras mis manos deshacen pesadillas
y el reloj anuncia la penitencia de las horas
Vuelvo a los sitios que preguntan por mí
a la calle donde aún vuelan  los fantasmas del sueño
No puedo detenerme a contemplar
           los recuerdos que pasan
Allá lejos cantan los ausentes
he avistado el fulgor de sus fiestas
pero no bastan la palabra  el olvido
la acera donde riñen la alborada y la noche
Es imposible atrapar este soplo de vida
esta oculta sacudida del cuerpo
Torpemente reconozco que llueve en los amaneceres
y en cada pecho duerme la infancia agazapada.





POSTULADO SOBRE LA AUSENCIA

Un hombre no recuerda las veces
                      que lloró de niño
                            ni las  causas
los lugares comunes   las peculiaridades
sólo sabe que existe una cortina gris
una distancia entre lo real y lo pasado
donde persisten huellas que nunca encontrará
a pesar de los augurios de la brisa
y el permanente influjo de los sueños

Un hombre va dejando sitios
                        inocencias
trajes deshechos y pupilas rotas
No existe el otro lado ni el silencio
sólo la inmensa soledad de la vigilia
la impostergable opción del laberinto.



TODA EL AGUA DEL MUNDO

Ha pasado un hombre que ignora
                   la lluvia
el jadeo incesante del agua
                   entre las grietas
En el imperio del retiro
donde sobreviven los ausentes
el rumor de la lluvia es un fantasma
un fuego fatuo de la otredad que padecemos
Sólo los niños reconocen que afuera llueve
que hay un mundo que estalla entre
                          las nubes
cuando pasa el relámpago rasgando
                    las cortinas de la tarde
Ha pasado un hombre con los ojos cerrados
las manos extendidas hacia las sombras
                               del abismo                                     
ignorando que un perro solitario
hace añicos los breves espejos de la tierra
Sólo los niños saben
que el tren de la lluvia  atraviesa ciudad
y otra vez el relámpago y el trueno
cruzan por nuestros rostros insensibles
mientras afuera  
toda el agua del mundo
                 danza sobre las calles.





A CORAZÓN ABIERTO

Te dejo mi corazón
bajo señales de humo.
Voy a partir, no presumo
de tener siempre razón.
Sólo me queda una opción
y tengo el tiempo preciso.
Vacilo, estoy indeciso
y aunque me toca partir,
no sé cómo decidir
entre infierno y paraíso.

Entre infierno y paraíso
deja el hombre sus mitades,
cuando la fuerza del hades
rompe el cerco del hechizo.
La vida es un compromiso;
es una prueba la vida,
que nos juzga sin medida,
para mal o para bien,
y nos deja en el Edén
junto a la fruta  prohibida.

Junto a la fruta prohibida
el hombre elige un camino,
lanza el arco del destino
relámpagos a la herida.
Ha llegado la partida;
adiós sueño, adiós memoria,
nos veremos en la gloria
si acaso la gloria existe
o en algún  lugar más triste
del mañana, en otra historia.

Del mañana, en otra historia
alguien buscará mi sombra,
este dolor que me nombra
y circuye como noria.
Tengo que partir, la euforia
va cediendo en cada paso.
Dejo al menos: un abrazo,
un hijo, un árbol, un nombre
y la silueta de un hombre
ardiendo sobre el ocaso.