En el presente blog puede leer poemas selectos, extraídos de la Antología Mundial de Poesía que publica Arte Poética- Rostros y versos, Fundada por André Cruchaga. También puede leer reseñas, ensayos, entrevistas, teatro. Puede ingresar, para ampliar su lectura a ARTE POÉTICA-ROSTROS Y VERSOS.



miércoles, 2 de julio de 2008

Días vertiginosos/Gloria de la poesía_Reynaldo García Blanco

Reynaldo García Blanco, Cuba






DÍAS VERTIGINOSOS / GLORIA DE LA POESÍA




Se viven días vertiginosos. Hartos ya del ruido y el hastío urbano los poetas hablan de esa desidia que tuvo una prehistoria y un renacimiento. Volver sobre la correspondencia de algunos románticos ingleses o la atmósfera sicodélica que marcó a los imaginistas será una manera de comprender que cada estadio de la cultura ha tenido su cuota de estrés y desencanto.

Sólo lo difícil es estimulante decía Cervantes (Siglos después José lezama Lima se apropiaba de la frase) y a ojos vista las barreras a saltar por el animal político e intelectual que lleva dentro todo hombre.

Sin poner en duda la bandera que se enarbola hay días en que el guerrero se pone a la vera del camino y cuenta sus angustias. Angustias a la que no fueron ajenos Homero, Píndaro o más cercanos en el tiempo José Asunción Silva (tan amigo de Wilde y Mallarmé), (Trabajar cansa).

Decía la palabra angustia y también pudiera decir zozobra y desazón. Sinónimos más o menos no quitan luz al encanto de hablar del desencanto. Y por esos caminos me encuentro un poema del nicaragüense Ernesto cardenal que viene como anillo al dedo:

Como latas de cerveza vacía y colillas
Como latas de cerveza vacía y colillas
de cigarrillos apagados, han sido mis días.
Como figuras que pasan por una pantalla de televisión
y desaparecen, así ha pasado mi vida.
Como los automóviles que pasaban rápidos por las carreteras
con risas de muchachas y música de radios...
Y la belleza pasó rápida, como el modelo de los autos
y las canciones de los radios que pasaron de moda.
Y no ha quedado nada de aquellos días, nada,
más que latas vacías y colillas apagadas,
risas en fotos marchitas, boletos rotos,
y el aserrín con que al amanecer barrieron los bares

Días arduos repito y ahí está la tierra baldía para poner la palabra que nombre los desastres que nos acompañan. Ya habrá otro espacio para cantar las batallas ganadas, los premios, los denarios ganados con el sudor de la frente, con el pleito a capa y espada frente a la página en blanco.

Días vertiginosos de leer los periódicos a saltos. Días de distanciarnos de ese otro que nos acompaña y no permite ver los amaneceres aunque no sean tan apacibles.

Diseccionada ya la maquinaria de la tristeza y con las herramientas algo anticuadas de los monjes benedictinos habrá que armar nuevas historias de vida y que esa fugacidad de la que habla Ernesto Cardenal se convierta en otra materia, en otro crecimiento. El vasto campo del poema será la cimiente. Será la lata vacía de cerveza, el aserrín con que al amanecer barren los bares. Esos bares donde hemos ido a hablar de política, de mujeres, de budismo Zen, de T.S. Eliot o de Julián del Casal. Bares arduos y vertiginosos como los días que corren para gloria de la poesía misma
___________________
Poeta, Director del Centro de Promoción Literaria "José Soler Puig". Ha ganado inmurables premios literarios. También escribe para espacios radiales.
Leer más de Raynaldo García Blanco en: www.artepoetica.net